Cicatrices en papel

Hay cicatrices que se aprende a amar, cicatrices que marcan la piel.
Cicatrices que ayer fueron heridas profundas y que hoy son solo son el recuerdo de travesuras pasadas que ya no volveremos a repetir.

Pero hay también cicatrices que amargan el corazón y lo despedazan,
Cicatrices que se convierten en fantasmas anudados en la garganta.
Cicatrices tan profundas que no se borran ni disimulan con el tiempo.
Cicatrices que no están en la piel, sino en el corazón.

Más hoy, me las arranco del alma,
Y de las malditas cicatrices que me dejaste
Solo habrá rastro en este sucio y viejo papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s